El gobierno se ha gastado ya 2.500 millones de euros en derribar presas en plena sequía en lo que podría ser un acto de traición que seguramente quedará impune

Loading


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja un comentario